This block type should be used in "unccd one column" section with "Full width" option enabled

Keyword

Filter by

Year

Brazil joins the International Drought Resilience Alliance

The country reinforces its commitment to combat desertification and drought in the face of climate change Bonn (Germany)/ Petrolina (Brazil), 10 June 2024—Brazil is the latest country to join the International Drought Resilience Alliance (IDRA), the global coalition mobilizing political, technical, and financial capital to prepare the world for harsher droughts. This addition brings the total membership of IDRA to 38 countries and 28 intergovernmental and research organizations, showing an increasing willingness to tackle one of the world’s most deadly and costly natural hazards. Launched at UN Climate Summit COP27 by the leaders of Spain and Senegal, IDRA drives action against droughts in the face of global warming, acknowledging that we are only as resilient to drought and climate change as our land is. The IDRA secretariat is hosted by the United Nations Convention to Combat Desertification (UNCCD). At a joint event with the UNCCD in Petrolina, in the northeastern state of Pernambuco, Minister of Environment and Climate Change of Brazil H.E. Marina Silva said: “Brazil's accession to the International Drought Resilience Alliance (IDRA) demonstrates the government's determination to combat drought and desertification, promote food and water security, and combat inequalities. Our objective is to promote sustainable development, while ensuring the protection of biodiversity and the communities of the semi-arid region. The cooperation with UNCCD reinforces Brazil's commitment to combating desertification and climate change.” The event, which launched a national campaign to combat desertification and drought, put an end to a visit to the semi-arid region of Caatinga, a unique ecoregion that covers around 70 percent of northeastern Brazil, and 11 percent of the total country area. Brazilian researchers recently identified the country’s first arid region and projected the expansion of semiarid lands across much of the territory. Nearly 38 million Brazilians from 1.561 municipalities are vulnerable to desertification and drought , as are 1,4 million square kilometers of land across 13 states, according to the Environment and Climate Change Ministry. In Caatinga, authorities are supporting community-led initiatives to restore watersheds, improve agricultural practices, and harvest water as a means of building their resilience to drought. Around the world, addressing challenges at the water-land-and-climate nexus is essential to protecting agricultural and energy production, and to maintaining vital ecosystem services like the provision of clean water and fertile soils for present and future generations. Speaking at the event in Petrolina, the UNCCD Executive Secretary, Ibrahim Thiaw, said: “I commend Brazil’s commitment to proactively investing in resilient lands and livelihoods. Science and experience show time and again that preparing societies and economies for droughts before they strike prevents human sufering and is much more cost-effective than emergency responses. Drought is a hazard, but in needn’t be a disaster.” A decisive year for land and drought UNCCD COP16 will be the largest-ever meeting of UNCCD’s 197 Parties, the first to be held in the Middle East region, and the largest multilateral conference ever hosted by Saudi Arabia. The Kingdom recently hosted the 2024 World Environment Day global celebrations with a focus on land restoration, desertification, and drought resilience. On 17 June, the 2024 Desertification and Drought Day will mark the 30th anniversary of the United Nations Convention to Combat Desertification (UNCCD), one of the three Rio Conventions alongside climate and biodiversity. The High-Level Meeting on National Drought Policy , co-organized by the UNCCD, (Geneva, 30 September-3 October) will bring together policy-makers and practitioners with a twin objective: taking stock of progress and lessons learned in the past decade and charting the way forward for the implementation of drought resilience actions. *** Notes to editors For interviews and enquires please contact: press@unccd.int  Social media X: @UNCCD / Instagram: @unccd  For information about IDRA visit: https://idralliance.global  About IDRA The International Drought Resilience Alliance (IDRA) is the first global coalition creating political momentum and mobilizing financial and technical resources for a drought-resilient future. As a growing platform of more than 30 countries and 20 institutions, IDRA draws on the collective strengths of its members to advance policies, actions, and capacity-building for drought preparedness, acknowledging we are only as resilient to drought and climate change as our land is. The work of IDRA is aligned with, and supportive of, the mandate of the United Nations Convention to Combat Desertification (UNCCD), which hosts the IDRA Secretariat. For more information: https://idralliance.global. About UNCCD The United Nations Convention to Combat Desertification (UNCCD) is the global vision and voice for land. We unite governments, scientists, policymakers, private sector and communities around a shared vision and global action to restore and manage the world’s land for the sustainability of humanity and the planet. Much more than an international treaty signed by 197 parties, UNCCD is a multilateral commitment to mitigating today’s impacts of land degradation and advancing tomorrow’s land stewardship in order to provide food, water, shelter and economic opportunity to all people in an equitable and inclusive manner.

Brazil joins the International Drought Resilience Alliance
La convención de Tierras de la ONU celebrará su 30 aniversario con líderes y jóvenes emprendedores en Bonn 

Convocatoria de prensa   Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía - 17 de junio de 2024  Bonn, Alemania --- Este 17 de junio, la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) celebrará su 30 aniversario, coincidiendo con el Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2024, organizado por el Gobierno de Alemania en Bonn. La CNULD es uno de los tres tratados mundiales conocidos como las Convenciones de Río, junto con los de clima y biodiversidad.    El evento, que se celebrará bajo el lema ‘Unidos por la tierra: Nuestro legado. Nuestro futuro’, enfatizará la necesidad de conservar y restaurar las tierras para la generaciones de hoy y de mañana; sobre todo, en favor de la prosperidad y la estabilidad mundiales.   La jornada aunará a líderes políticos, académico y la sociedad civil en torno al cuidado de las tierras.   Asimismo, dará voz a jóvenes emprendedores de todo el mundo que están restaurando tierras; aumentando la resiliencia de las comunidades a la sequía; creando empresas agrícolas sostenibles; y utilizando la tecnología y la innovación para dar respuesta a retos medioambientales de alcance mundial.   Detalles del evento:  17 de junio de 2024, de 14:30 - 17:00 CET, Sala de Arte y Exposiciones de la República Federal de Alemania (Bundeskunsthalle), Bonn, Alemania  Puntos destacados del evento:  Dará voz a jóvenes que están innovando y liderando iniciativas para una gestión sostenible de las tierras en todo el mundo:  presentará a los nuevos Héroes de la Tierra de la CNULD (perfiles adjuntados); la Estrategia de Compromiso de la Juventud de la CNULD, y el Programa de Jóvenes Negociadores de la CNULD.  Abordará las negociaciones de la Cumbre de la ONU sobre Tierras (COP16 de la CNULD), que se celebrará en Riad, Arabia Saudita, que se celebrará del 2 al 13 de diciembre de 2024. Asimismo, destacará hitos en la historia de la Convención.  Encontrará información detallada sobre el evento aquí.  Para asistir en persona, consulta este enlace e inscríbete en la categoría ‘medios de comunicación’ antes del 10 de junio. También podrás acceder a la retransmisión en directo aquí.  Por qué la salud de las tierras y la resiliencia a la sequía importan:  La degradación tierras afecta más del 40% de la superficie terrestre mundial, y cada año se pierden 100 millones de hectáreas de tierra sana, un área del tamaño de Egipto. Las sequías han aumentado un 29% desde el año 2000, impulsadas por el cambio climático, pero también por la gestión insostenible de las tierras.  La degradación de tierras y la sequía amenazan el suministro mundial de alimentos, aumentan el riesgo de sequías, inundaciones e incendios forestales, y son importantes causas de conflictos y migraciones forzosas.   Una cuarta parte (187 millones) de los jóvenes rurales del mundo (778 millones) viven en algunas de las zonas con el mayor potencial agrícola y comercial del mundo. Invertir en la salud de las tierras es invertir en desarrollo sostenible.  Por cada dólar invertido en restaurar tierras, hay un retorno de 30 dólares. Involucrar a los jóvenes en la transformación del sistema alimentario y la restauración de tierras puede ayudar a crear los 600 millones de puestos de trabajo que se calcula serán necesarios para 2030.  Para más información sobre la jornada, pulsa aquí.  Para acceder a contenidos para redes sociales y a otros materiales visuales, haz clic aquí.  Para consultas y solicitudes de entrevista, escribe a: press@unccd.int    

La convención de Tierras de la ONU celebrará su 30 aniversario con líderes y jóvenes emprendedores en Bonn 
Saudi Arabia joins the International Drought Resilience Alliance

UNCCD COP16 host raises water resilience issues on the global agenda Bonn/Riyadh, 23 May 2024—The Kingdom of Saudi Arabia is the latest country to formally join the International Drought Resilience Alliance (IDRA), the global coalition mobilizing political, technical, and financial capital to prepare the world for harsher droughts. This addition brings the total membership of IDRA to 37 countries and 28 intergovernmental and research organizations, reflecting a growing commitment to address droughts in the face of climate change and unsustainable land management. Launched at UN Climate Summit COP27 by the leaders of Spain and Senegal, IDRA rallies world leaders against one of the world’s most deadly and costly natural disasters, acknowledging that we are only as resilient to drought and climate change as our land is. The IDRA secretariat is hosted by the United Nations Convention to Combat Desertification (UNCCD). Eng. Abdulrahman Abdulmohsen Al Fadley, Saudi Minister of Environment, Water and Agriculture, said: “We see IDRA as an opportunity to protect our societies and economies in the face of drought.  As hosts of the largest-ever UN conference on land and drought this December, one of our priorities is to further the countries commitment to a drought-resilient future.” His Excellency Minister Al Fadley emphasized that Saudi Arabia's hosting of COP 16 reflects the commitment of its leadership to environmental protection at the national, regional, and international levels, and adds to pioneering efforts  like the Saudi Green Initiative and the Middle East Green Initiative. Al Fadley also highlighted the urgent need to build drought resilience globally, while combating land degradation and desertification to counter their environmental, economic, and social impacts. He expressed hope that the Alliance would foster effective collective action and intensify global efforts to address these issues, ensuring the sustainable management of natural resources for future generations. One-quarter of the world’s population is already affected by drought, and three out of four people are projected to face water scarcity by 2050. In the Middle East and North Africa, 100 percent of the population will live with extremely high water stress by 2050. Third Vice-President of the Government of Spain, Minister for Ecological Transition and Demographic Challenge and IDRA Co-Chair Ms. Teresa Ribera encouraged more countries to follow in the steps of the Kingdom of Saudi Arabia, noting that drought resilience yields returns of up to ten times the initial investment: “The Alliance is as strong as the knowledge, experiences, and networks contributed by its members. I invite world leaders to join IDRA to transform the way humanity tackles drought, building our collective defenses before crises strike.” UNCCD Executive Secretary Mr. Ibrahim Thiaw concluded: “Droughts are a natural phenomenon, but we are turbo-charging them by degrading our lands and disrupting the climate. In the lead up the UNCCD COP16, I urge countries to raise their ambitions for healthy lands and drought-resilient societies and economies.” A watershed year for land and drought UNCCD COP16, taking place in Riyadh from 2-13 December, will be the largest-ever meeting of UNCCD’s 197 Parties, the first to be held in the Middle East region, and the largest multilateral conference ever hosted by Saudi Arabia. The Kingdom will also host the 2024 World Environment Day global celebrations with a focus on land restoration, desertification, and drought resilience. On 17 June 2024, Desertification and Drought Day will mark the 30th anniversary of the United Nations Convention to Combat Desertification (UNCCD), one of the three Rio Conventions alongside climate and biodiversity. *** Notes to editors For interviews and enquires please contact: press@unccd.int. X / Instagram: @unccd  About IDRA The International Drought Resilience Alliance (IDRA) is the first global coalition creating political momentum and mobilizing financial and technical resources for a drought-resilient future. As a growing platform of more than 30 countries and 20 institutions, IDRA draws on the collective strengths of its members to advance policies, actions, and capacity-building for drought preparedness, acknowledging we are only as resilient to drought and climate change as our land is. The work of IDRA is aligned with, and supportive of, the mandate of the United Nations Convention to Combat Desertification (UNCCD), which hosts the IDRA Secretariat. For more information: https://idralliance.global. About UNCCD The United Nations Convention to Combat Desertification (UNCCD) is the global vision and voice for land. We unite governments, scientists, policymakers, private sector and communities around a shared vision and global action to restore and manage the world’s land for the sustainability of humanity and the planet. Much more than an international treaty signed by 197 parties, UNCCD is a multilateral commitment to mitigating today’s impacts of land degradation and advancing tomorrow’s land stewardship in order to provide food, water, shelter and economic opportunity to all people in an equitable and inclusive manner. https://www.unccd.int

Saudi Arabia joins the International Drought Resilience Alliance
La desaparición silenciosa de los pastizales amenaza el clima, la alimentación y el bienestar de miles de millones de personas, alerta la CNULD

Los pastizales cubren el 54% de las tierras del mundo; hasta el 50% están degradados, poniendo en peligro una sexta parte del suministro de alimentos de la humanidad y un tercio de las reservas de carbono del planeta. El informe de la CNULD marca el camino para restaurar y gestionar mejor los pastizales e insta a proteger el pastoreo. Bonn/Ulaanbaatar - La degradación de los extensos pastizales naturales y otras tierras de pastoreo del planeta supone una grave amenaza para el suministro de alimentos de la humanidad y para el bienestar y la supervivencia de miles de millones de personas, advierte hoy la ONU en un crudo informe. La degradación de los pastizales se debe a la sobreexplotación y el uso indebido, al cambio climático y la pérdida de biodiversidad. Hasta el 50% de los pastizales están degradados, según los autores del informe temático Perspectivas Mundiales de la Tierra sobre pastizales y pastores, que la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) ha presentado en Ulán Bator (Mongolia). La degradación se manifiesta de diversos modos: la disminución de la fertilidad y los nutrientes de la tierra, la erosión, la salinización, la alcalinización y la compactación del suelo que inhibe el crecimiento de las plantas. Todo ello contribuye a la sequía, la fluctuación en las lluvias y la pérdida de biodiversidad, tanto en la superficie como en el subsuelo. El problema se debe en gran medida a la conversión de pastos en tierras de cultivo y a otros cambios en el uso de la tierra debidos al crecimiento demográfico y a la urbanización; al rápido aumento de la demanda de alimentos, fibras y combustibles; al pastoreo excesivo; al abandono de los pastos cuando los pastores dejan de mantenerlos, y a las políticas que incentivan la sobreexplotación. ¿Qué son los pastizales? El término ‘pastizal’ se refiere, sobre todo, a las praderas naturales que el ganado y los animales salvajes utilizan para alimentarse, aunque esta tipología de cobertura terrestre también incluye sabanas, matorrales, humedales, tundras y desiertos.  En conjunto, estas tierras cubren el 54% de la superficie terrestre, originan una sexta parte de la producción mundial de alimentos, y representan casi un tercio de las reservas de carbono del planeta. "La tala de un bosque o de un árbol de 100 años evoca una respuesta emocional, y comprensible, en muchos de nosotros. Sin embargo, la conversión de antiguos pastizales, ocurre en silencio y genera una escasa reacción pública", ha señalado Ibrahim Thiaw, Secretario Ejecutivo de la CNULD. "Lamentablemente, estos extensos paisajes y los pastores y ganaderos que dependen de ellos suelen ser menospreciados", ha afirmado Thiaw. "Las comunidades pastoriles engloban a unos 500 millones de personas en todo el mundo; a pesar de ello, son ignoradas y marginadas, carecen de voz en la elaboración de políticas que afectan directamente a sus medios de subsistencia y, a menudo, se las considera forasteras en sus propias tierras." El Ministro de Medio Ambiente de Mongolia, S.E. Bat-Erdene Bat-Ulzii, ha declarado: "Como custodio de las mayores praderas de Eurasia, Mongolia siempre ha sido prudente a la hora de transformar los pastizales. Las tradiciones mongolas se basan en la apreciación de los límites de los recursos, que nos han llevado a adoptar la movilidad como estrategia; a establecer responsabilidades compartidas sobre la tierra, y a fijar límites en el consumo. Esperamos que este informe ayude a prestar atención a los pastizales y a sus muchos y enormes valores culturales, medioambientales y económicos. Si todas las personas que dependen de los pastizales para subsistir no pueden recurrir a ellos ¿qué alternativas tienen?". Mongolia acogerá la 17ª reunión de la Conferencia de las Partes de la CNULD en 2026, Año Internacional de los Pastizales y el Pastoreo (AIPP), que la Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado a iniciativa de Mongolia. A nivel mundial, 2.000 millones de personas dependen de unos pastizales sanos para subsistir. Muchos de ellos son pequeños pastores, ganaderos y agricultores que enfrentan situaciones de marginación y pobreza. En muchos países de África Occidental, por ejemplo, la ganadería emplea al 80% de la población. En Asia Central y Mongolia, el 60% de la superficie se destina a pastizales y la ganadería emplea a casi un tercio de la población de la zona. Pero se da una paradoja, tal y como señala el informe: sobre todo en las zonas áridas, convertir los pastizales en cultivos para aumentar la seguridad alimentaria ha causado la degradación de las tierras y la pérdida de los rendimientos agrícolas —justo lo contrario de lo que se buscaba. El informe atribuye la deterioración de los pastizales a "una gobernanza débil e ineficaz", "políticas y normativas mal aplicadas" y a "la falta de inversión tanto en las comunidades que los habitan como en modelos de producción sostenibles". Un enfoque innovador Los más de 60 expertos de más de 40 países que han contribuido al nuevo informe coinciden en que entre un 25% y un 50% de las estimaciones sobre la proporción de pastizales degradados en el mundo "subestiman considerablemente la pérdida real de salud y productividad de los pastizales." El informe advierte de que la falta de datos fiables sobre los pastizales socava los esfuerzos para gestionar su inmenso valor de forma sostenible, tanto para asegurar el suministro de alimentos como la regulación del clima. Como respuesta, los expertos plantean un enfoque conceptual innovador para ayudar a los responsables políticos a estabilizar, restaurar y gestionar los pastizales.  El nuevo enfoque está respaldado por estudios de caso en casi todas las regiones del mundo, los cuales aportan importantes lecciones para la gestión de los pastizales. Una de las principales recomendaciones es proteger el pastoreo, un modo de vida móvil ancestral centrado en la cría de ganado a partir de pastos. Entre los animales criados están ovejas, cabras, vacas, caballos, camellos, yaks, llamas y otros herbívoros domesticados, junto con especies semi domesticadas como el bisonte y el reno.  "El pastoreo, que es a menudo la opción más sostenible, debería incorporarse por defecto a la planificación del uso de los pastizales en todo el mundo, desde los trópicos hasta el Ártico", ha señalado Thiaw. El motor económico de muchos países Los pastizales son un importante motor económico en muchos países y son centrales para muchas culturas. Albergan una cuarta parte de las lenguas del mundo; acogen numerosos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, y han conformado los sistemas de valores, costumbres e identidades de las comunidades pastoriles durante miles de años. El informe incluye análisis detallados de países y regiones concretos. Por ejemplo, la producción ganadera representa el 19% del PIB de Etiopía y el 4% del de la India. En Brasil, que produce el 16% de la carne de vacuno del mundo, un tercio del PIB agroindustrial lo genera la ganadería. En Europa, muchos pastizales han dado paso a la urbanización, la forestación y la producción de energías renovables. En Estados Unidos, grandes extensiones de pastizales se han convertido en cultivos, mientras que algunos pastizales canadienses se han visto degradados por la minería a gran escala y los proyectos de infraestructuras. También hay aspectos alentadores como, por ejemplo, los crecientes esfuerzos en ambos países por reintroducir el bisonte, un animal de gran importancia cultural para los pueblos indígenas, y para promover la salud de los pastizales y la seguridad alimentaria. Zonas del mundo más afectadas por la degradación de pastizales clasificadas en orden descendente: Asia Central, China, Mongolia Sustituir la gestión y la supervisión gubernamentales por la privatización y la industrialización agrícola dejó a los pastores abandonados y dependientes de unos recursos naturales insuficientes, provocando una degradación generalizada. El restablecimiento gradual del pastoreo tradicional y comunitario está promoviendo avances decisivos en la gestión sostenible de los pastizales. Norte de África y Oriente Próximo El impacto del cambio climático en una de las regiones más áridas del mundo está sumiendo a los pastores en la pobreza y degradando los pastizales de los que dependen. La gestión de los pastizales está mejorando gracias a incipientes políticas de apoyo y a la puesta al día de instituciones tradicionales como los agdals, reservas de forraje utilizadas para alimentar a los animales en periodos de necesidad y que permiten la regeneración de los recursos naturales. Sahel y África Occidental Los conflictos, la inestabilidad y los problemas fronterizos han interrumpido la movilidad del ganado, provocando la degradación de los pastizales. Políticas unificadas, el reconocimiento de los derechos de los pastores y los acuerdos transfronterizos están restableciendo la movilidad de los pastores, algo crucial para la restauración del paisaje. Europa Las políticas que favorecen la agricultura industrial frente al pastoreo e incentivos erróneos están causando el abandono y la degradación de los pastizales y otros ecosistemas abiertos. El apoyo político y económico, incluido el reconocimiento legal y la diferenciación, puede invertir la tendencia y ayudar a afrontar crisis medioambientales como el aumento de la frecuencia e intensidad de los incendios forestales y el cambio climático. Sudáfrica y Australia La forestación, la minería y la conversión de los pastizales a otros usos están provocando su degradación y pérdida. La creación conjunta de conocimientos por parte de productores e investigadores, así como el respeto y uso de la sabiduría tradicional de las comunidades indígenas, abren nuevas vías para restaurar y proteger los pastizales. Cambio de paradigma El informe concluye que para frenar el deterioro de los pastizales es necesario un cambio de paradigma en la gestión a todos los niveles, desde el local hasta el mundial. Pedro María Herrera Calvo, autor principal del informe, ha declarado: "Para lograr una gobernanza responsable de los pastizales, es esencial involucrar a todas las partes interesadas. Sólo así conseguiremos una gobernanza que fomente la acción colectiva, mejore el acceso a la tierra, e integre conocimientos tradicionales y habilidades prácticas para una gestión sostenible". Asimismo, la cooperación transfronteriza es fundamental para lograr la neutralidad en la degradación de las tierras (Objetivo de Desarrollo Sostenible 15.3), manteniendo la cantidad y calidad de tierras sanas con vistas a proteger los servicios ecosistémicos y la seguridad alimentaria. Los pastores, que llevan generaciones desarrollado estilos de vida en equilibrio con los pastizales, deben tener voz en cada paso de este proceso, desde la planificación hasta la toma de decisiones y la gobernanza, remarca el informe.  Las soluciones deben adaptarse a las características y a la dinámica de los pastizales, que varían mucho de entornos áridos a subhúmedos, desde África Occidental a India o Sudamérica. El informe reitera que los métodos de evaluación convencionales suelen infravalorar la contribución económica real de los pastizales y el pastoreo, lo que pone de manifiesto la necesidad del enfoque recomendado. Las recomendaciones clave incluyen: Integrar los planes de gestión sostenible de los pastizales en las estrategias climáticas para aumentar el secuestro y almacenamiento de carbono y, al mismo tiempo, aumentar la resiliencia de las comunidades de pastores y de los pastizales. Evitar o reducir la conversión de pastizales a otros usos que disminuyan su diversidad y multifuncionalidad, especialmente, en tierras indígenas y comunales. Diseñar y adoptar medidas de conservación de los pastizales, dentro y fuera de las áreas protegidas. Dichas medidas deben apoyar la biodiversidad en superficie y bajo tierra y velar por la salud, la productividad y la resiliencia de los sistemas de producción ganadera extensiva. Adoptar y apoyar estrategias y prácticas basadas en el pastoreo que ayuden a mitigar la degradación de los pastizales a causa del cambio climático, el sobrepastoreo, la erosión del suelo, las especies invasoras, la sequía y los incendios forestales. Promover políticas de apoyo, la plena participación de la población y sistemas flexibles de gestión y gobernanza para impulsar los servicios que los pastizales y los pastores prestan a toda la sociedad. CIFRAS CLAVE ADICIONALES 80 millones de km2: área de la superficie terrestre mundial cubierta por pastizales (más del 54%) 9,5 millones de km2: Pastizales protegidos en todo el mundo (12%) 67 millones de km2 (45% de la superficie terrestre): Superficie de pastizales dedicada a sistemas de producción ganadera (84% de los pastizales), casi la mitad de los cuales se encuentran en zonas áridas.  El ganado proporciona seguridad alimentaria y genera ingresos para la mayoría de los 1.200 millones de personas de los países en desarrollo que viven por debajo del umbral de la pobreza. 1.000 millones de animales en más de 100 países mantenidos por pastores, que dan sustento a 200 millones de hogares y proporcionan alrededor del 10% del suministro mundial de carne, así como productos lácteos, lana y cuero. 33%: puntos críticos (hotspots) de biodiversidad mundial ubicados en pastizales. 24%: proporción de lenguas del mundo que se hablan en los pastizales. Hace 5.000 años: cuando surgió el pastoreo como sistema de uso de la tierra en África subsahariana. DATOS Y CIFRAS REGIONALES Más del 25% y del 10%: proporción del suministro mundial de carne de vacuno y leche, respectivamente, proporcionados por la industria ganadera de América Latina. Más del 25%: PIB de Burkina Faso, Malí, Mauritania, Níger y Chad atribuido a la producción ganadera. Más del 50%: superficie de las regiones de Oriente Medio y Norte de África considerada degradada (25% de la tierra cultivable). 60%: superficie de Asia Central y Mongolia utilizada como pastizales de pastoreo, con la ganadería sustentando a casi un tercio de la población de la región. 40%: superficie de China cubierta por tierras de pastoreo (la cabaña ganadera del país se triplicó entre 1980 y 2010 hasta alcanzar los 441 millones de cabezas de ganado). 308 millones de hectáreas: superficie de los Estados Unidos contiguos cubierta por pastizales, el 31% de la superficie total del país, con ~55% de pastizales de propiedad privada. Citas adicionales   Maryam Niamir-Fuller, Copresidenta del Grupo Internacional de Apoyo al Año Internacional de los Pastizales y el Pastoreo de las Naciones Unidas – 2026 "El desequilibrio entre la oferta y la demanda de tierras forrajeras conduce al sobrepastoreo, la introducción de especies invasoras y el aumento del riesgo de sequías e incendios forestales, todo lo cual acelera la desertificación y degradación de tierras en todo el mundo". "Debemos traducir nuestras aspiraciones compartidas en acciones concretas: detener la conversión indiscriminada de los pastizales para destinarlos a usos inadecuados; abogar por políticas en favor de la gestión sostenible de la tierra; invertir en investigación para comprender mejor los pastizales y el pastoreo, y capacitar a las comunidades de pastores para que preserven sus prácticas sostenibles al tiempo que obtienen herramientas para prosperar en un mundo cambiante. También debemos ayudar a todas las partes interesadas, especialmente a los pastores, a aplicar medidas para frenar la degradación de pastizales y preservar nuestras tierras, nuestras comunidades y nuestras culturas." Carlos Manuel Rodríguez, CEO y presidente, Global Environment Facility (GEF) “Por el bien de las generaciones futuras y de la estabilidad económica, necesitamos generar conciencia sobre los pastizales y salvaguardar su inmenso valor. Debido a su naturaleza dinámica, predecir las consecuencias de la degradación de los pastizales sobre la economía, la ecología y las sociedades es todo un reto. Los gestores necesitan información fidedigna sobre la respuesta de los pastizales a distintas perturbaciones y enfoques de gestión, así como herramientas políticas que reflejen mejor la gran importancia social de los pastizales”. Grupo de trabajo de las Naciones Unidas para el Año Internacional de los Pastizales y los Pastores (AIPP) "Más de la mitad de la superficie terrestre del planeta son pastizales y, sin embargo, estos paisajes y las personas que los habitan y gestionan han sido en gran medida desatendidos. Son la principal fuente de alimentos y forraje de la humanidad, pero también el vertedero de la economía mundial.  Es hora de cambiar de perspectiva: pasando de hablar de ‘los problemas de los pastizales’ a 'las soluciones sostenibles para los pastizales'". Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) "Los pastores producen alimentos en los entornos más duros del mundo y la producción pastoril sustenta los medios de vida de las poblaciones rurales en casi la mitad de las tierras del planeta. Tradicionalmente, han sido incomprendidos, marginados y excluidos de los procesos de diálogo. Necesitamos reunir a los pastores y a los principales actores que trabajan con ellos para aunar fuerzas y crear las sinergias necesarias para el diálogo y el desarrollo del pastoreo". * * * * * Acerca de la CNULD La Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), con sede en Bonn, es el único tratado internacional jurídicamente vinculante sobre la gestión de tierras y la sequía, y fue firmado por 197 países hace 30 años como una de las Convenciones de Río, junto con las de cambio climático y biodiversidad. La CNULD une a gobiernos, científicos, el sector privado y las comunidades en torno a una visión común: mitigar los impactos de la degradación de tierras y la sequía, al tiempo que se promueve la gestión sostenible de la tierra y la resiliencia a la sequía para proteger vidas, medios de subsistencia y sistemas naturales en todo el mundo. https://unccd.int Acerca del Año Internacional de los Pastizales y los Pastores Por iniciativa de Mongolia, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha designado 2026 Año Internacional de los Pastizales y los Pastores (AIPP 2026) para mejorar la gestión de los pastizales y la vida de los pastores. Con esta declaración, se hace un llamamiento a los Estados Miembros de la ONU para que inviertan en la gestión sostenible de los pastizales, restauren las tierras degradadas, mejoren el acceso de los pastores a los mercados, mejoren los servicios de extensión ganadera y colmen las lagunas de conocimiento sobre los pastizales y el pastoreo. El AIPR 2026 coincidirá con la COP17 de la CNULD, que tendrá lugar en Mongolia. https://iyrp.info Contactos para los medios de comunicación: Contactos: Fragkiska Megaloudi, fmegaloudi@unccd.int; press@unccd.int Xenya Scanlon, Jefa de Comunicaciones, xscanlon@unccd.int Terry Collins, +1-416-878-8712 (m), tc@tca.tc Fotos: https://bit.ly/3UqU31m, vídeo: https://bit.ly/3U8K9QI  

La desaparición silenciosa de los pastizales amenaza el clima, la alimentación y el bienestar de miles de millones de personas, alerta la CNULD
Las tierras, foco de la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente 

 Nairobi, 1 de marzo de 2024 – La contribución de las tierras sanas para abordar los desafíos globales del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y el desarrollo sostenible ha sido el tema central del sexto período de sesiones de la Asamblea de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente (UNEA 6), que ha concluido hoy en Nairobi.  En la reunión, de una semana, se ha adoptado la primera resolución de la historia de UNEA sobre la degradación de tierras y se  han anunciado el logotipo y el lema de la 16ª Conferencia de las Partes en la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (COP16 de la UNCCD), que se celebrará en Riad (Arabia Saudí) del 2 al 13 de diciembre de 2024.  En el evento de alto nivel sobre la lucha contra la degradación de tierras para el clima y la biodiversidad, la Presidenta de UNEA 6 y Ministra de Transición Energética y Desarrollo Sostenible del Reino de Marruecos, Leila Benali, señaló: "La tierra es el único denominador común entre las tres convenciones de Río, cuyos  diversos objetivos sólo podremos alcanzar a través de la restauración de tierras. Tenemos que partir de lo que nos une en lugar de lo que nos divide, y poner en práctica soluciones efectivas y creíbles en lo que respecta a la salud de la tierra y el suelo".  Al anunciar el lema de la COP16, ‘Nuestra tierra. Nuestro futuro’, el Secretario Ejecutivo de la CNULD, Ibrahim Thiaw, declaró: "La COP16 será un momento determinante para las tierras, el equivalente de un Acuerdo de París para la CNULD. Es crucial que haya convergencia y sinergia entre las tres COP: biodiversidad, cambio climático y desertificación, que se celebran este año".  Por primera vez, UNEA adoptó una resolución en la que pide que se intensifiquen los esfuerzos internacionales para combatir la desertificación y degradación de tierras; restaurar las tierras degradadas; promover su conservación y gestión sostenible, contribuir a la neutralidad en la degradación de tierras; y aumentar la resiliencia a la sequía. Estas cuestiones estarán en el centro de la COP16 de la CNULD.  En nombre de la Presidencia de la COP16, Osama Ibrahim Faqeeha, Viceministro de Medio Ambiente, Agua y Agricultura de Arabia Saudita, afirmó: "La tierra no sólo es importante para la vida humana, sino que también es crucial para la biodiversidad y para mantener el delicado equilibrio de nuestro medio ambiente. Debemos reconocer la importancia de las tierras y otros elementos naturales de nuestro planeta, ya que el 24 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero están asociadas a diversas formas de uso de la tierra".  A través de la Iniciativa Verde Saudita, el gobierno saudí se propone plantar 10 mil millones de árboles y proteger el 30 por ciento de la tierra del Reino.  Citas adicionales:  Aziz Abdukhakimov, Ministro de Ecología, Protección Ambiental y Cambio Climático de la República de Uzbekistán, que acogió la reunión para examinar el progreso en la implementación de la CNLUD en noviembre pasado, dijo: "Cada minuto Uzbekistán pierde nueve metros cuadrados de tierra fértil, y esto es un gran problema para cualquier país que enfrenta la degradación de tierras. Es importante aunar la voluntad política, la ciencia y las finanzas para abordar los desafíos del cambio climático, la degradación de tierras y la pérdida de biodiversidad".  María Helena Semedo, Directora General Adjunta de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), afirmó: “La tierra es donde se producen los alimentos, por lo que sin tierras no podemos alimentar  al planeta. Necesitamos un enfoque holístico, evitando la fragmentación e invirtiendo en transformaciones sostenibles de nuestros sistemas agroalimentarios para garantizar la seguridad alimentaria y abordar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad”.  Hindou Oumarou Ibrahim, presidenta de la Asociación de Mujeres y Pueblos Indígenas de Chad (AFPAT), declaró: “Los pueblos indígenas constituyen el 5 por ciento de la población mundial, pero protegen el 80 por ciento de la biodiversidad del mundo. Son los guardianes de los ecosistemas y expertos en restaurar tierras en base a conocimientos tradicionales. El acceso directo a la financiación, la coordinación de políticas y una toma de decisiones inclusiva son esenciales para empoderar a las comunidades e implementar proyectos exitosos de restauración de tierras”.  Patricia Kombo, héroe de la tierra de la CNULD, de Kenia, quien moderó el evento de alto nivel en UNEA 6, concluyó: “La degradación de tierras es un desafío global que requiere una acción concertada a todos los niveles. Sólo trabajando juntos podremos restaurar nuestros ecosistemas terrestres, garantizar la seguridad alimentaria y mitigar los efectos del cambio climático”.  Para más información:  Oficina de Prensa de la CNULD, press@unccd.int, +49 228 815 2820,https://www.unccd.int/,@unccd  Grabación y fotografías disponibles: https://www.youtube.com/watch?v=S_oSZoVZJF8  https://drive.google.com/drive/u/1/folders/1QhHqfX_pOFWBuot0ET5hGTogyrWDsq6Q  Para obtener más información sobre la UNEA 6 y la COP16 de la CLD, visite:https://www.unep.org/environmentassembly/unea6 yhttps://www.unccd.int/cop16  Acerca de la CNULD  La Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) es la voz de la tierra y la visión global para su futuro. Unimos a gobiernos, científicos, responsables políticos, sector privado y comunidades en torno a una visión compartida y una acción global para restaurar y gestionar la tierra del mundo con vistas a la sostenibilidad de la humanidad y delplaneta. Mucho más que un tratado internacional firmado por 197 partes, la CNULD es un compromiso multilateral para mitigar los impactos actuales de la degradación de la tierra y avanzar en la gestión de la tierra del mañana con el fin de proporcionar alimentos, agua, vivienda y oportunidades económicas a todas las personas de una manera equitativa e inclusiva. 

Las tierras, foco de la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente 
Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2024: ‘Unidos por la tierra: Nuestro legado. Nuestro futuro’ 

Bonn, Alemania, 21 de febrero de 2024 - El Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, que se celebra el 17 de junio, se centrará este año en el futuro de la gestión de tierras. Cada segundo, se degrada un área de tierras sanas equivalente a cuatro campos de fútbol, lo que suma 100 millones de hectáreas cada año, un extensión del tamaño de Egipto.  Implicar a las generaciones presentes y futuras es más importante que nunca para detener e invertir estas alarmantes tendencias y cumplir los compromisos mundiales de restaurar 1.000 millones de hectáreas de tierras degradadas para 2030. Este año, el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía se celebrará bajo el lema ‘Unidos por la tierra: Nuestro legado. Nuestro futuro’. El objetivo es movilizar a todos los sectores de la sociedad en favor de la gestión sostenible de tierras.  El 17 de junio de 2024 también marcará el 30 aniversario de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), con sede en Bonn. La CNLUD es el único tratado internacional jurídicamente vinculante sobre la gestión de tierras y una de las tres Convenciones de Río junto con las de cambio climático y biodiversidad.   Ibrahim Thiaw, Secretario Ejecutivo de la CNULD, ha declarado: "hasta el 40% de las tierras del mundo están degradadas, lo que afecta a más de la mitad de la humanidad. Sin embargo, las soluciones están a nuestro alcance. Recuperar tierras saca a las personas de la pobreza y aumenta su resiliencia al cambio climático. Es hora de unirnos y sacar una tarjeta roja a la pérdida y degradación de tierras en todo el mundo".  Organizado por el Gobierno de la República Federal de Alemania, el acto de conmemoración mundial tendrá lugar en el Bundeskunsthalle (Sala de Arte y Exposiciones de la República Federal de Alemania) de Bonn el lunes 17 de junio de 2024.  Jochen Flasbarth, Secretario de Estado del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo, ha afirmado: "alrededor de una cuarta parte de la población mundial se ve afectada por la sequía. El estado de nuestros suelos en Europa también se está deteriorando rápidamente. Proteger los suelos y las tierras es un reto mundial. Tenemos que actuar juntos hoy para que las generaciones venideras puedan tener acceso a unos recursos naturales vitales. Sólo podremos alimentar a la humanidad y hacer frente a la crisis climática y de biodiversidad si contamos con suelos sanos."   El evento reunirá a líderes de todo el mundo, jóvenes y destacadas personalidades del ámbito académico, la sociedad civil, el deporte y el espectáculo, para expresar la necesidad de estar unidos por las tierras; sobre todo, ante la cercanía de la mayor conferencia de las Naciones Unidas sobre tierras y sequía (COP16 de la CNULD), que se celebrará en Riad (Arabia Saudí) en diciembre de 2024.  Durante los meses de mayo y junio, la CNULD, junto con el Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) y la ciudad de Bonn, pondrá en marcha la campaña de concienciación pública #UNited4Land y participará en varios eventos en Bonn y sus alrededores sobre el futuro del cuidado de las tierras.  Katja Dörner, alcaldesa de Bonn, ha declarado: "como sede de la CNULD y ciudad comprometida con la neutralidad climática para 2035, Bonn entiende que debe proteger el clima, la naturaleza y las tierras a la vez. La tierra les mucho más que la superficie sobre la que está construida nuestra ciudad. La tierra lo es todo: es el suelo en el que crecen nuestros cultivos, un hábitat para plantas y animales, una esponja que retiene el agua, un espacio abierto y un corredor de refrigeración, además de ser un legado que transmitimos a las generaciones futuras".  Países de todo el mundo se están movilizando para celebrar el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía con una serie de actividades educativas, culturales y deportivas: desde proyecciones de películas y torneos de fútbol a plantaciones de árboles y concursos de jardinería. El programa completo de actos estará disponible en línea: https://www.unccd.int/events/desertification-drought-day.  Acerca del Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía   Declarado oficialmente por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1994 (A/RES/49/115), el Día de la Desertificación y la Sequía, que se celebra anualmente el 17 de junio, tiene los siguientes objetivos:     Concienciar al público sobre los problemas relacionados con la Desertificación, la Degradación de Tierras y la Sequía (DDTS)    Mostrar soluciones impulsadas por las personas para prevenir la desertificación y revertir la intensificación de las sequías    Reforzar la implementación de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación en los países que sufren graves sequías y/o desertificación, especialmente en África Participa en la celebración de este año:  Para saber más sobre el Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía de este año, haz clic aquí https://www.unccd.int/DDD2024  Para acceder a los materiales de la campaña #UNited4Land, haz clic aquí https://trello.com/b/VdJGolcp/desertification-and-drought-day-2024  Para saber más sobre las actividades del Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía en todo el mundo, haz clic aquí https://www.unccd.int/events/desertification-drought-day/2024/events-around-world  Para participar en línea en el acto de celebración mundial en Bonn, ponte en contacto con: communications@unccd.int   Para más información, ponte en contacto con:  UNCCD: Xenya Scanlon, +49 152 5454 0492, xscanlon@unccd.int o Yannis Umlauf,   +49 178 285 8629 yumlauf@unccd.int con copia a press@unccd.int     BMZ: Unidad de Prensa, Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo  Tel: +49 (0)30 18 535-2451, Correo electrónico: presse@bmz.bund.de, www.bmz.de  

Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2024: ‘Unidos por la tierra: Nuestro legado. Nuestro futuro’ 
Arabia Saudí acogerá la mayor conferencia de la ONU sobre la tierra y la sequía

Riad, 31 de enero de 2024 - El Reino de Arabia Saudí y la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) firmaron un acuerdo para celebrar la 16ª sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención (COP16) en Riad del 2 al 13 de diciembre de 2024. La COP16 de Riad será la mayor reunión de las 197 Partes de la CNULD, la primera que se celebrará en la región de Oriente Medio y la mayor conferencia multilateral que jamás haya acogido Arabia Saudí. En 2024 también se cumple el 30 aniversario de la CNULD, uno de los tres grandes tratados medioambientales conocidos como las Convenciones de Río, junto con el de cambio climático y el de biodiversidad. En la ceremonia de firma, celebrada hoy en Riad, Abdulrahman Abdulmohsen AlFadley, ministro saudí de Medio Ambiente, Agua y Agricultura y presidente de la COP16, ha dicho: "La celebración de la conferencia (COP16) en el Reino de Arabia Saudí refleja el compromiso de los sabios dirigentes con la protección del medio ambiente a escala nacional, regional e internacional. Además, Arabia Saudí ha lanzado varios proyectos medioambientales pioneros, como la Iniciativa Verde Saudí y la Iniciativa Verde de Oriente Medio". El secretario ejecutivo de la CNULD, Ibrahim Thiaw, ha declarado: "Estamos perdiendo tierras fértiles a un ritmo alarmante, poniendo en peligro la estabilidad, la prosperidad y la sostenibilidad mundiales. La COP16 de Riad debe marcar un punto de inflexión en la forma en que tratamos nuestro recurso más preciado —la tierra— y promover el abordaje colectivo de la emergencia mundial que es la sequía." Según datos de la CNULD, hasta el 40% de las tierras del mundo están degradadas, lo que afecta a la mitad de la humanidad y tiene consecuencias nefastas para nuestro clima, biodiversidad y medios de subsistencia. Si se mantienen las tendencias actuales, será necesario restaurar 1.500 millones de hectáreas de tierra de aquí a 2030 para conseguir la neutralidad en la degradación de tierras a nivel mundial.   Las sequías han aumentado un 29% a nivel mundial desde el año 2000, y son cada vez más frecuentes y duras un debido al cambio climático, pero también a la gestión insostenible de tierras. La cuarta parte de la población mundial ya se ve afectada por las sequías, y se prevé que tres de cada cuatro personas de todo el mundo sufrirán escasez de agua de aquí a 2050. La COP16 de Riad se centrará en movilizar a gobiernos, empresas y comunidades de todo el mundo para acelerar la acción en materia de restauración de tierras y resiliencia a la sequía, reconociendo que son piedras angulares de la seguridad alimentaria, hídrica y energética.   El evento, de dos semanas de duración, contará con un segmento de alto nivel y con eventos asociados como el Caucus de Género y el Foro de Empresas por la Tierra.   La COP16 de Riad, que tendrá lugar en la región con mayor escasez de agua y más afectada por la desertificación y la degradación del suelo, mostrará los esfuerzos que se están realizando en Arabia Saudí, Oriente Medio y otros países para lograr una transición verde basada en la gestión sostenible de tierras. Para más información, póngase en contacto con:   Wael A Bushah, director general, Concienciación Medioambiental y Mejora de las Capacidades, Ministerio de Medio Ambiente, Agua y Agricultura, Reino de Arabia Saudí, Wbushah@mewa.gov.sa   Xenya Scanlon, jefa, Comunicaciones, Relaciones Exteriores y Asociaciones, UNCCD, xscanlon@unccd.int   Oficina de Prensa de la CNULD, press@unccd.int, +49 228 815 2820, https://www.unccd.int/, @unccd #UNited4Land #COP16Riyadh #UNCCDCOP16 Acerca de la CNULD The United Nations Convention to Combat Desertification (UNCCD) is the global vision and voice for land. We unite governments, scientists, policymakers, private sector and communities around a shared vision and global action to restore and manage the world’s land for the sustainability of humanity and the planet. Much more than an international treaty signed by 197 parties, UNCCD is a multilateral commitment to mitigating today’s impacts of land degradation and advancing tomorrow’s land stewardship in order to provide food, water, shelter and economic opportunity to all people in an equitable and inclusive manner.    

Arabia Saudí acogerá la mayor conferencia de la ONU sobre la tierra y la sequía
CYNK, KenGrow and UNCCD join new climate-smart agriculture project to empower female farmers 

Together KenGrow, Flux, Hiveonline and CYNK will deliver digital infrastructure alongside new regenerative agriculture techniques to increase climate finance inclusion for Kenyan women in rural communities.    Dubai, December 2023. CYNK, a leading climate finance platform founded in Nairobi, Kenya, announces a new partnership with KenGrow and the United Nations Convention to Combat Desertification (UNCCD) to provide funding and expertise to women smallholder farmers in emerging economies. The first climate smart regenerative agriculture project, based in Kisumu, Kenya, will see CYNK teaming up with KenGrow, a foundation that builds bridges between communities within Kenya and Flux, an organisation specialised in Enhanced Rock Weathering (ERW), headquartered in Nairobi. Leveraging Hiveonline’s digital community finance platform KenGrow members will have access to financial inclusion tools that give women greater control of their finances.   CYNK's cutting-edge technology is set to empower women members of the KenGrow group in rural communities through a groundbreaking UNCCD Climate Smart Agriculture project. This partnership unlocks a triple win: increased income, climate resilience, and digital inclusion.    Women farmers will generate additional income by sequestering carbon on their farms and earning carbon credit revenue streams via CYNK's platform. This reduces their reliance on expensive synthetic fertilizers, further boosting their profits and yields. Additionally, CYNK's virtual training empowers them to adopt innovative, nature-positive farming techniques, specifically tailored to the cyclical nature and seasonality of agriculture. This builds resilience and paves the way for long-term success. The Kisumu-based project will combine Flux’s pioneering regenerative agriculture technique, with KenGrow’s networking and training opportunities. Flux reduces the overreliance on synthetic fertilizers by providing a natural soil health improver in the form of volcanic rock powders. This technique has the potential to sequester up to 5 gigatons of CO2 per year globally. It will support the socio-economic development of 2,000 Kenyan women in grassroots rural and peri-urban communities. Sudhu Arumugam, CEO at CYNK, commented: “We are proud to partner with these prestigious organisations to provide female smallholder farmers an opportunity to enhance their farming expertise and generate additional revenue streams via our carbon credit platform. It is critical to deploy scalable technology like regenerative agriculture to promote women’s financial resilience, protect soils relied upon by local communities and contribute to global climate goals.”  Louise Baker, Managing Director of the Global Mechanism at UNCCD, added: “We are excited to launch our Climate Smart Agriculture project in partnership with KenGrow and CYNK. It is clear that female smallholder farmers need to be at the forefront of climate action - this program will strengthen their capacity to apply positive agricultural and climate resilient practices. Investing in women’s access to funding and expertise is not only a question of justice but a commitment to the prosperity of our lands.”    For media inquiries contact London  Tristan Peniston-Bird, Portland Communications  +44 7772 031 886, Tristan.Peniston-Bird@Portland-Communications.com Pauline Guenot, Portland Communications +44 7379 068 832, Pauline.Guenot@Portland-Communications.com  Nairobi Joel Chacha, Portland Communications +254 722 909 251, Joel.Chacha@Portland-Communications.com About CYNK CYNK is an end-to-end platform that covers the lifecycle of a carbon or biodiversity credit. From origination, financing and secondary trading of carbon, CYNK is a one-stop platform for the origination of high-integrity credits with fully immutable audit trails of digital Monitoring Reporting and Verification (dMRV) via blockchains. https://www.CYNK.io

CYNK, KenGrow and UNCCD join new climate-smart agriculture project to empower female farmers 
Bonn, Alemania, acogerá el Día contra la Desertificación y la Sequía en 2024

Bonn/Dubai, 9 de diciembre de 2023 - Alemania acogerá el próximo Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía el 17 de junio de 2024, fecha que también marcará el 30º aniversario de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), una de las tres Convenciones de Río junto con las de clima y biodiversidad. El anuncio tuvo lugar hoy al margen de la COP28 de la CMNUCC, que se está celebrando en Dubai (Emiratos Árabes Unidos). Lo realizaron Jochen Flasbarth, Secretario de Estado del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (BMZ), Ibrahim Thiaw, Secretario Ejecutivo de la CNULD, y Katja Dörner, Alcaldesa de Bonn y miembro del Consejo Internacional para las Iniciativas Ambientales Locales (ICLEI) y su comité ejecutivo global para la acción climática. La tierra es la base del bienestar humano y desempeña un papel clave en la regulación del clima mundial. Sin embargo, hasta el 40% de las tierras están degradadas, lo que afecta a casi la mitad de la población mundial. Desde el año 2000, el número y la duración de las sequías han aumentado un 29%, lo que representa un grave riesgo para los ecosistemas y los medios de vida de las personas. El Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2024 se centrará en el poder transformador de las tierras sanas para hacer frente a los retos acuciantes e interconectados, como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la seguridad alimentaria e hídrica. El Día destacará el renovado compromiso global con la gestión sostenible de tierras y la resiliencia a la sequía, algo especialmente importante de cara a la COP16 de la CNULD, que se celebrará del 2 al 13 de diciembre de 2024 en Riad (Arabia Saudí). El Sr. Ibrahim Thiaw, Secretario Ejecutivo de la CNULD, ha declarado: "El Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía de 2024 marcará el 30º aniversario de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación. En 1994, la comunidad internacional ratificó el único tratado jurídicamente vinculante para el manejo sostenible de tierras. Restaurar las tierras y los suelos degradados proporciona es una base indispensable para las acciones que debemos emprender, de forma inmediata y concertada, en pro de la salud de nuestro planeta. Ahora es el momento de reafirmar este compromiso mundial, apoyándonos en el potencial de unas tierras sanas para el bienestar las generaciones presentes y futuras". La República Federal de Alemania, a través del Ministerio de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), acogerá la celebración mundial el 17 de junio de 2024. En el evento participarán destacadas personalidades internacionales y alemanas, así como el público en general, para generar conciencia en torno a la desertificación, la degradación de tierras y la sequía. El Sr. Jochen Flasbarth, Secretario de Estado del Ministerio Federal de Desarrollo Económico de Alemania, ha declarado: “La calidad de los suelos es fundamental para afrontar retos como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, las pandemias o las crisis alimentarias. Los suelos retienen agua y permiten el crecimiento de árboles y plantas. Sólo podremos alimentar a la humanidad y hacer frente a la crisis climática y sus repercusiones si tenemos suelos sanos. En 2024, cuando la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación celebre su 30º aniversario, el Gobierno alemán organizará el Día de la Desertificación y la Sequía, llamando a la comunidad internacional a adoptar medidas firmes contra la pérdida de suelos fértiles." La ciudad de Bonn, sede de la Secretaría de la CNULD desde 1999, organizará una serie de actos en torno al Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía de 2024. La ciudad destacará el papel de los gobiernos locales en los esfuerzos de recuperación de tierras, mostrando ejemplos de políticas urbanas para un uso sostenible de las tierras. "Como alcalde de Bonn, sede de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, estoy encantado de que Alemania acoja el Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía 2024. Aquí, en la Ciudad de las Naciones Unidas de Alemania, es donde confluyen los debates sobre el clima, la naturaleza y la tierra, y desde donde se impulsan acciones transversales para aplicar la Agenda 2030”, dijo Katja Dörner, alcaldesa de Bonn, a través de una vídeo declaración. “De todo corazón, doy la bienvenida a Bonn al Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía. Junto con el Gobierno Federal de Alemania y bajo el liderazgo de la Ministra Federal de Cooperación Económica y Desarrollo, la Sra. Svenja Schulze, estaré encantada de acoger este importante evento con la participación de líderes políticos, comunidades, sectores culturales y el público en general”, añadió Dörner. El Día de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, que se celebra anualmente el 17 de junio, fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1994 (A/RES/49/115). El evento es una ocasión para poner de relieve soluciones basadas en el manejo sostenible de tierras, clave para prevenir la desertificación y frenar la intensificación de las sequías. En 2024 se cumplirán 30 años desde la adopción de la CNULD, una de las tres Convenciones de Río. La desertificación, junto con el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, fueron identificados como los mayores retos para el desarrollo sostenible durante la Cumbre de la Tierra celebrada en Río en 1992. La CNULD, que tiene 197 Partes, es el único acuerdo internacional jurídicamente vinculante para la gestión sostenible de tierras. La Convención ayuda a los países a hacer frente a la desertificación, la degradación de tierras y la sequía. Entre otras iniciativas, la Convención apoya la Gran Muralla Verde de África, que busca convertirse en la mayor estructura viva del planeta, y ha establecido los objetivos de Neutralidad en la Degradación de Tierras, un compromiso de 130 países para acabar con la degradación de la tierras para 2030. Alemania ha sido un firme defensor de la Convención a lo largo de su historia. Durante los últimos 30 años, ha contribuido política y financieramente como uno de los socios más activos en el reconocimiento de la importancia de la salud de las tierras, tanto como causa como solución de algunos de los mayores retos que enfrenta la humanidad.  Para más información, póngase en contacto con: UNCCD: Xenya Scanlon, +49 152 54540492, xscanlon@unccd.int o Yannis Umlauf, +55 21 979820903, yumlauf@unccd.int con copia a press@unccd.int y/o unccd@portland-communications.com Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ): Oficina de Prensa, +49 30 18 535 - 2158, presse@bmz.bund.de , www.bmz.de Ciudad de Bonn: Departamento de Prensa, Protocolo y Relaciones Públicas, +49 228 77-3000, presseamt@bonn.de , www.bonn.de Acerca de la CNULD La Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) es la voz de la tierra y la visión global para futuro. Unimos a gobiernos, científicos, responsables políticos,sector privado y comunidades en torno a una visión compartida y una acción global para restaurar y gestionar la tierra del mundo con vistas a la sostenibilidad de la humanidad y del planeta. Mucho más que un tratado internacional firmado por 197 partes, la CNULD es un compromiso multilateral para mitigar los impactos actuales de la degradación de la tierra y avanzar en la gestión de la tierra del mañana con el fin de proporcionar alimentos, agua, vivienda y oportunidades económicas a todas las personas de una manera equitativa e inclusiva.

Bonn, Alemania, acogerá el Día contra la Desertificación y la Sequía en 2024